SOLUCIONES INNOVADORAS Y OPTIMIZADAS PARA EL AGUA CONTÁCTENOS

Jellyfish Barge

Jellyfish Barge
(Invernadero Flotante Autosuficiente)

El proyecto de Jellyfish Barge es coordinado por la universidad de Florencia y con la empresa Pnat s.r.l.

Swan Water Solutions colaborará en la comercialización del concepto de Jellyfish Barge y con la tecnología para el riego, la optimización de sustrato y la producción.

El Banco mundial predice que la población mundial será de casi 10 mil millones por las próximas cuatro décadas, por lo que en 2050 se espera que la demanda global de alimentos sea del 60-70 % mas alta que en la actualidad. La escasez del agua y de tierra cultivada es uno de los obstáculos principales para poder satisfacer los cambios cuantitativos y cualitativos de la demanda mundial.

La mayor parte de la tierra potencialmente cultivable, se concentra en unas áreas geográficas muy determinadas, mientras en varias zonas hay un gran aumento de población, como el norte de Africa , en otras como en la península de Arabia es sumamente escasa.

La Agricultura es la actividad humana que mas impacto causa sobre los recursos hídricos,  y actualmente en muchas partes en el mundo como India, Paquistán y sur-sureste de España, la demanda del agua para fines agrícolas está satisfecha por métodos insostenibles como la sobreexplotación de los acuíferos subterráneos.
La escasez de tierra y agua está siendo agudizada por cambios climáticos que exponen muchas áreas a riesgos y contribuyen a la vulnerabilidad de sus recursos hídricos así como a la seguridad alimentaria.

El aumento del nivel del mar por ejemplo contribuye a inundar de agua salada las extensas tierras de área fértil. Este fenómeno ya ha comenzado a ocurrir con una frecuencia alarmantemente en el golfo de Bengala.

Haciendo frente a los desafíos de forma holistica, se busca producir una mejora considerable en la seguridad del agua y producción de alimentos en las comunidades costeras.
Jellyfish Barge es un invernadero flotante autosuficiente capaz de purificar el agua salada usando energía solar, construido con tecnología de bajo coste y materiales simples.

También apropiado para la autoconstrucción, consiste en una base de madera de unos 70 metros cuadrados , que flota apoyado en bidones de plástico reciclado, soportando un invernadero de cristal para el cultivo.
Dentro del invernaderoel cultivo hidropónico proporciona hasta el 70 % de ahorro de agua comparado con los tradicionales.

El sistema cuenta con un innovador sistema automatizado de supervisión y control remoto. El agua requerida es suministrada por 7 unidades desalinizadoras solares dispuestas alrededor del perímetro, capaz de producir hasta 150 litros por día de agua fresca y libre de sales y/o contaminantes .
La destilación solar es un fenómeno natural,  en los mares , la energía del sol evapora el agua  que luego precipita en forma de lluvia.

Jellyfish Barge replica este fenómeno en pequeña escala , aspirando aire húmedo lo que obliga a generar  una condensación en los bidones en contacto con la superficie fría del mar .
La baja energía necesaria para las bombas y los ventiladores es proporcionada por los paneles solares, turbinas mini eólicas y un innovador sistema de energía undimotriz.

Según la FAO, las estrategias para el desarrollo agrícola, dependen tanto de la innovación tecnológica, como de la capacidad para responder eficazmente con recursos limitados.

Por esta razón el sistema ha sido diseñado con un tamaño relativamente pequeño, para poder soportar dos familias,  y por lo tanto es fácil de construir incluso en condiciones económicas limitadas. No obstante también es modular, a partir de un solo elemento es totalmente autónomo, con varias unidades de Jellyfish Barge se construye un organismo más fuerte y resistente.

 El proyecto mostrara su capacidad en la Expo 2015 en Milan.

Otros Proyectos

melocoton-otros-proyectos

Riego de frutales de hueso en Calasparra (Murcia)

Proyecto riego de frutales de hueso en Calasparra desarrollado para el estudio comparado del riego utilizando goteo en superficie y SAVAQ. Comenzó su desarrollo hace tres años, con análisis de consumo de agua, respuesta fisiológica de los árboles y análisis de la calidad del fruto. Logrando ahorros hasta 50% de agua en ciertas condiciones. Leer más